Película de la semana: Patriots Day

Aunque me encanta ver las películas en casa con mis auriculares bluetooth, no digo que no cuando me invitan a un preestreno, y más aún cuando se trata de la presentación de Día de Patriotas (Patriots Day).

Mark Wahlberg y Peter Berg sin duda están muy unidos últimamente, y su última película Día de Patriotas ya se ha estrenado en Estados Unidos, pero todavía falta unos meses para que llegue hasta aquí.

Igual que en Marea Negra (Deepwater Horizon), Berg y Wahlberg se unen para traernos una historia basada en hechos reales. Día de Patriotas se centra en el atentado del maratón de Boston de 2013, durante el mismo día, así como los acontecimientos que condujeron a él y los días siguientes.

Wahlberg encarna a Tommy Saunders, un policía que trabajó la línea de meta de la maratón de Boston en el día de los atentados. El Comisario Ed Davis (John Goodman) es quien se hace cargo de la situación.

La película describe múltiples perspectivas de aquel día, que van desde policías hasta historias personales de personas afectadas por el incidente.

LO MEJOR PATRIOT'S DAY:

La narración es una reminiscencia de la película Sully, en el sentido de que tenemos múltiples puntos de vista e historias paralelas, aparte de la historia principal, que la mayoría de nosotros conocemos debido a las noticas.

Berg hace un buen trabajo dando a los personajes tiempo suficiente para contar su historia, y cómo los acontecimientos les afectaron, dándonos también una visión de su vida cotidiana. Este es el caso de Dun Meng, el estudiante MIT que fue secuestrado por los terroristas.

La historia es vista desde múltiples ángulos, así que no es solamente un drama. La película tiene mucha acción y un tono de thriller.

Es fascinante observar el juego del gato y el ratón entre los policías y los terroristas. Realmente se adentra en las noches sin dormir y los duros días de trabajo que tuvieron la policía y los investigadores para atrapar a los terroristas.

El elenco es fuerte, con Wahlberg a la cabeza rodeado por actores del nivel de J.K. Simmons, Kevin Bacon, John Goodman y Michelle Monaghan.

Wahlberg está muy creíble como policía de Boston, después de todo él es de Boston. Su personaje tiene compasión por la gente y es un hombre de acción. Simmons y Goodman nos sorprenden con su buen hacer habitual y se mezclan muy bien con la historia y otros personajes.

LO PEOR:

El personaje de Wahlberg está siempre en el lugar correcto en el momento correcto. Siempre está por las calles donde la acción está a punto de suceder. Aquí el guión no se ha esforzado lo suficiente para justificar la presencia de su personaje siempre en el centro de la acción. Un mal necesario para que el personaje sirva de hilo narrador.

EL VEREDICTO:

Aunque ya se está diciendo que la película es insensible a las víctimas (con las escenas de acción) y que solo se centra en el aspecto del terrorismo, más que en las víctimas, pero no estoy de acuerdo.

Los cineastas han estado prestos incorporando historias de la vida real de las víctimas, incluso rindiéndoles homenaje justo antes de los créditos finales. Una de las historias más desgarradoras y valientes es la de Patrick Downes y Jessica Kensky, una joven pareja que perdió sus piernas en el atentado. Las historias son contadas con compasión y honestidad.

La película aborda no sólo los detalles de este acto horrible, sino también la cantidad de personas implicadas que fueron cruciales para que los policías pudiesen encontrar a los culpables.

Creo que la tragedia del maratón de Boston no tiene que olvidarse, y con esta película se va a conseguir.